Una de las fuentes antiguas de Palma.

20

La plataforma Arca ha denunciado que el Ajuntament de Palma está sustituyendo las tradicionales fuentes de hierro del municipio por otras «horribles, despersonalizadas y prefabricadas que una empresa ha conseguido vender a Emaya y que están embadurnando toda la ciudad».

Así, en una nota de prensa, Arca critica que en los últimos días se hayan sustituido las fuentes de Son Fortesa y la situada frente a la iglesia de Sant Magí, en Santa Catalina, por otras, reiteran «sin gracia, ni armonía ni valor paisajístico». La asociación asegura que ya presentó sus quejas en el Consell de Barri de Llevant por la sustitución de la ubicada en Son Fortesa «sin ningún aviso» y critica la eliminación de elementos históricos.

Estas son las fuentes nuevas que denuncia Arca.

En el comunicado la asociación exige a Cort que restituya las antiguas fuentes ya que, aseguran, «estos pequeños rastros de nuestro pasado es lo que conforma el patrimonio humilde de las barriadas» y cuestiona que Emaya «con la intención de reducir el uso de botellas de plástico está provocando un impacto paisajístico negativo que se tiene que parar».