Vista de un kiosco de Palma. | Redacción Local

6

Los pliegos que está redactando Cort para la concesión de los kioscos de prensa en Palma les autorizará para poder vender bebidas y comidas preparadas, tener cajeros de entidades bancarias para hacer operaciones básicas y buzones para la entrega logística de empresas de reparto, tal y como ocurre en otras ciudades de España, según confirmó a este diario el regidor de Participació Ciutadana, Alberto Jarabo.

Noticias relacionadas

De esta forma, y para garantizar la viabilidad económica de los nuevos concesionarios, los pliegos de condiciones incluirán, según Jarabo, «un abanico de opciones» que complemente la oferta y garantice unos ingresos «siempre y cuando sean cosas razonables ya que no se les permitirá, por ejemplo, la venta de alcohol y tabaco». En este sentido el regidor destacó que serán los adjudicatarios los que decidan que productos dentro de las opciones permitidas quieren comercializar, «aunque se incluirá el baremo de que la proporción de venta de prensa tiene que ser mayoritaria», señaló. También apuntó que podrán seguir recargando la tarjeta de la EMT.

Jarabo destacó la importacia de mantener los kioscos de prensa operativos en el municipio ya que, en su opinión, «son un bien patrimonial y paisajístico de la ciudad» y destacó que la intención del equipo municipal es «garantizar que el servicio se cumpla por su importancia». Actualmente en Palma están operativos seis kioscos, plaza Progrès, plaza del Mercat, La Rambla, plaza Joan carles I, Plaça d'Espanya y Porta de Sant Antoni, pero la concesión acaba este mes de agosto y la empresa que los gestionaba, Nova Área, ya ha anunciado al Consistorio que no los seguirá gestionando «ante la inviabilidad economica de las condiciones actuales de explotación». Cort reaccionó a este anunció y ha empezado a tramitar de urgencia los nuevos pliegos de condiciones para los próximos diez años, documentos que, según Jarabo, estarán listos «en unos días» .