Momento en que Neus Truyol (de espaldas) se dirige a los vecinos para explicar el PGOU. | Pere Bota

6

El área de Model de Ciutat se reunió este miércoles con los vecinos de Son Sardina, entre los que estaban representantes de la asociación de vecinos y de la Plataforma Salvem Son Sardina, con el objetivo de presentarles las modificaciones en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que plantea un crecimiento en el barrio. Si bien en un primer momento se hablaba de 550 viviendas, la fuerte oposición de este enclave palmesano ha logrado rebajar los planes de Model de Ciutat a un crecimiento de 200 viviendas, de las que 96 serían VPO. Además, el Ajuntament propone duplicar las zonas verdes. Ayer por la tarde más de 70 personas se reunieron en el colegio de Son Sardina para conocer la propuesta de Model de Ciutat, después de que recientemente se llevara a cabo un referéndum en el que ganó la opción de crecimiento cero.

La regidora Neus Truyol, acompañada del director general de Urbanisme, Biel Horrach, y del gerente de Urbanisme, Joan Riera, explicó que la nueva propuesta permitiría la creación de una nueva plaza, incrementar el número de viviendas en un 20 por ciento con 200 unidades más, mientras que las zonas verdes y los equipamientos aumentarían un 100 por cien. Además se evitaría afectar a otras propiedades. «El objetivo es que las VPO se integren al máximo con Son Sardina», señaló Horrach, que advirtió que de la propuesta inicial en el nuevo Plan General a ahora «se han pasado de 2.000 a 17.000 metros cuadrados de zonas verdes» previstas en Son Sardina.

Horrach declaró que «en los últimos veinte años Son Sardina ha crecido de 2.399 a 2.891 habitantes contando con el núcleo de sa Garriga. Con el Plan General es indispensable responder a las necesidades de los próximos 20 años y está previsto que 1.630 jóvenes y niños de Son Sardina tengan necesidades de emancipación en los próximos años». Riera insistió en que «está previsto que en las próximas décadas Palma crezca un 20 por ciento y será en la misma proporción en Son Sardina» con esta nueva propuesta de construcción de nuevas viviendas.

Contrapropuesta

Un portavoz de la Plataforma Salvem Son Sardina planteó la opción de solo construir 30 viviendas protegidas. «Queremos ser un pueblo, no se nos puede comparar con Pere Garau», señaló este representante vecinal, que añadió que «realmente querríamos ser independientes». Truyol contestó que «he escuchado el resultado del referéndum y por eso también cabe la posibilidad del crecimiento cero» si lo deciden los vecinos. Sin embargo, la opción de la nueva plaza sería más difícil.