El PMUS incluye medidas especificas para las motocicletas. | G. ALOMAR

164

Aun no hay fecha concreta por que el documento está en su fase inicial, pero el Ajuntament de Palma tiene intención de impedir la entrada de motos en las zonas Acire y que tengan que pagar la ORA si no estacionan en las zonas específicas para ellas, según aparece en el Pla de Mobilitat Urbana Sostenible, PMUS, que se aprobará inicialmente en el pleno de la semana que viene.

El documento, que tendrá una vigencia hasta el año 2030, establece hasta 40 medidas relacionadas con la movilidad en el municipio. El objetivo, según sus promotores, es reducir las emisiones y la contaminación acústica en el municipio así como adoptar medidas para que los ciudadanos sustituyan el uso de coches por transportes colectivos o respetuosos con el medio ambiente.

El texto, en su punto 24, habla de la movilidad de las motocicletas y, entre otras acciones, proponer «reconsiderar» la entrada libre en las zonas Acire de estos vehículos ya que,    asegura, «la implantación de una zona de bajas emisiones en el centro también habría de afectar a los vehículos de dos ruedas». Asimismo, «plantea estudiar» que las motos no tengan «ningún privilegio» en la zona ORA en lo que se refiere «a la tarifa y duración de estacionamiento fuera de las reservas». Estas medidas ya aparecían en el plan de movilidad anterior, correspondiente al periodo 2014-2020, pero no se llegaron aplicar, según se especifica en la ficha.

Rechazan retirarlo

Ahora el área de Mobilitat ha vuelto a incluir estas actuaciones    en la futura normativa y, aunque solo hablen de estudiar su implantación, lo cierto es que el equipo de Gobierno rechazó una enmienda del Partido Popular en la que su portavoz en la comisión, Julio Martínez, pedía que se    retirara este punto concreto    del Plan de Movilidad. Desde el grupo ‘popular’ se preguntan que si el Consistorio no pretende aplicar estas medidas por qué las han incluido en el documento que se aprobará inicialmente en una semanay no han aceptado retirarla de su redacción como han solicitado en la comisión.       Una vez que se apruebe este primer documento se abrirá un periodo de alegaciones, tras el cual se aprobará el texto definitivo y se comenzará su aplicación gradual en el municipio.

El apunte

Cs y Vox piden la retirada del plan y el PP presenta ocho enmiendas

Los partidos de la oposición rechazan el contenido del texto y han presentado    enmiendas al documento. Cs y Vox lo han hecho a la totalidad y solicitan que se retire. El PP ha sido más concreto y ha presentado ocho enmiendas, que defendió Julio Martínez, a otras tantas medidas del plan. Los ‘populares’, aparte de la mencionada de las motos, argumentan que las proyecciones de población no son correctas, piden que se elimine el concepto de «superislas», que se amplíe la superficie mínima de las aceras y critican que el texto no incluya el informe preceptivo del Consell.