El regidor del PP Julio Martínez en una imagen de archivo del pleno de Cort. | T. Ayuga

4

El PP ha pedido la comparecencia en el pleno de Cort de la regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna Digne y Sostenibilidad de Palma, Neus Truyol, para que explique su reticencia a frenar los «pelotazos urbanísticos ocultos» en el PGOU denunciados por los vecinos de las zonas afectadas. Según el PP, hasta la fecha se ha descubierto que el PGOU contempla una previsión de aumento de la presión urbanística en Son Espanyol, Son Sardina, La Bonanova y la Playa de Palma, lo que ha provocado una «honda preocupación» entre los vecinos de estas zonas que la consideran «desproporcionada» con el entorno.

El regidor del PP Julio Martínez espera que la responsable de urbanismo explique su «repentino cambio» de opinión sobre la eliminación de los referidos «pelotazos», algo que inicialmente dijo que haría a raíz de las denuncias vertidas por los afectados, «para luego dar marcha atrás y comunicar esta misma semana en la reunión de Gerencia de Urbanismo que no habrá cambios sustanciales en el PGOU». El PP alerta de la posible aparición de nuevos «pelotazos» urbanísticos del «PGOU de Hila» y exige su retirada. En este sentido, Martínez critica que el gobierno municipal procediera a la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana y que «ahora, meses después, reconozca la existencia en el mismo de soluciones urbanísticas no adecuadas, como ha admitido la propia Truyol».

El PP de Palma denuncia que la falta de una revisión exhaustiva del documento, ahora en fase de exposición pública, es el «enésimo error del PGOU de Hila», un documento que carece de informes técnicos, se ha elaborado con datos desfasados, correspondientes al año 2014, fomenta la expropiación y supone una «amenaza» para la supervivencia de los mercados municipales y del pequeño comercio. Además, «tampoco resuelve» el problema del acceso a la vivienda, un hecho sobre el que también se ha pronunciado el Govern balear, que «cuestiona» a Cort la viabilidad y cifras del plan general y «pone en duda» que se vaya a disponer de las viviendas necesarias.