La Clínica Capistrano ha sido durante años un referente. | P. Pellicer

1

La Gerencia de Urbanismo celebrada el martes pasado aprobó la licencia de reforma del edificio que hasta hace unos meses albergaba la Clínica Capistrano, en Cala Major. La sociedad Cala Major 46 SL solicitó la reforma y cambio de uso del inmueble existente para convertirse en un edificio plurifamiliar de 15 viviendas, con una piscina, dos ascensores, tres aparcamientos normales y otros 16 robotizados. El presupuesto de la obra es de 2,53 millones de euros. Precisamente, la calle Miquel Roselló Alemany, donde se ubica este conocido inmueble, es objeto de un buen número de reformas y construcciones de alto nivel en estos momentos.

Entre ellas está la promoción Ever One, que consta de 37 viviendas repartidas en dos edificios. Esta promoción, que se asienta sobre el antiguo hotel Ferrari, demolido en 2007, está comercializada por Engel & Völkers. Justo en la finca de al lado se está llevando a cabo otra gran obra, de la mano de la promotora House by Sanz y el despacho de arquitectos de Guillermo Reynés. El residencial Mirador contará con siete viviendas con una superficie total de 1.350 metros cuadrados.