Representantes del PP de Palma en la protesta de trabajadores de la EMT en la plaza de Cort. | PP de Palma

1

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Palma, Mercedes Celeste, ha alertado que «el centro de Palma se está muriendo» como consecuencia del «bloqueo» en la movilidad del alcalde de la capital balear, José Hila, y que estos días ha provocado «el colapso» en la zona de Jaime III, coincidiendo con unas «obras necesarias» de Emaya. «No podemos continuar con Palma bloqueada como la tiene Hila», ha dicho Celeste, quien ha pedido la apertura de nuevo al tráfico de la calle Unió y que se permita el tránsito de vehículos por Constitució, Tous i Maroto y el acceso a Antoni Maura desde la avenida Adolfo Suárez «como mínimo en temporada baja».

Noticias relacionadas

Para Celeste, el Acire de Unió y la imposibilidad de circular por las calles antes citadas, junto con las obras de Emaya, «ha sembrado el caos en Palma», una circunstancia que perjudica «a los trabajadores, a los comerciantes y a sus clientes, que tienen serias dificultades para poder realizar sus compras». En este sentido, ha añadido que la política de Hila «acabará matando el centro echando por tierra lo logrado en la legislatura 2011-2015 por un gobierno del PP, que consiguió que Palma y su centro estuviesen vivos los 365 días del año».

Reunión con empleados de la EMT

Por otra parte, Celeste ha mantenido este jueves un encuentro, junto a la regidora Lydia Pérez, con los trabajadores de la EMT durante la protesta que éstos han llevado a cabo en Cort por la eliminación de servicios. «Si quiere seguir persiguiendo el uso del vehículo privado, primero tiene que arreglar el transporte público ya que cada día hay menos servicios de la EMT», ha pedido Celeste. Sobre este aspecto ha remarcado que «la EMT necesita un impulso de verdad». «Los conductores no pueden estar parados y los vehículos en las cocheras. Lo que debe hacer es ponerlos a trabajar ofreciendo a los ciudadanos buenas rutas y un buen servicio», ha indicado, con una mención especial a las personas con movilidad reducida. «Es necesario que las rampas funcionen y que existan protocolos claros. Palma necesita un cambio ya y no podemos esperar 15 meses a que las elecciones cambien las cosas», ha sentenciado.