Los coches abandonados en Pere Garau. | Redacción Local

16

El Ajuntament de Palma duplicará la sanción a los ciudadanos que abandonen sus vehículos en la vía pública y los multará con 3.000 euros en vez de los 1.500 actuales, según comentó la teniente de alcalde de Seguretat Ciutadana, Joana Adrover, quien, además, anunció que el deposito rotatorio de Son Oms estará ya operativo durante el mes de febrero.

Cabe recordar que el consistorio tuvo que cerrar el deposito de Son Toells, con capacidad para 1.800 coches y donde tradicionalmente llevaba los vehículos retirados, a instancias de la Conselleria de Medi Ambient por incumplir la normativa al no estar asfaltado y no impedir la filtración de fluidos al suelo. Desde entonces se ha tenido que utilizar provisionalmente el aparcamiento de Sa Riera mientras se habilitaba y regularizaba la citada parcela de Son Oms.

El área de Seguretat Ciutadana ha retirado 4.000 vehículos abandonados en los últimos tres años, una media de 3,6 al día, lo que muestra, según Adrover, la necesidad de contar con un espacio para custodiarlos mientras se realiza el procedimiento que, entre retirada, denuncia, aviso al propietario y tramitación de sanciones, suele durar tres meses.