La regidora de Model de Ciutat, Neus Truyol, durante su comparecencia ante los medios. | Ajuntament de Palma

6

El Ajuntament de Palma adjudicó 16 viviendas sociales, todas las que tenía disponibles de un total de 400, durante el año 2021 para cubrir los casos más urgentes de colectivos vulnerables. Así lo han comentado la regidora de Model de Ciutat, Neus Truyol, y la coordinadora del área de Benestar Social, Catalina Trobat, tras la gerencia de Urbanisme.

Estas adjudicaciones, cuyo alquiler nunca supera el 30 por ciento de los ingresos del beneficiario, son más que las realizadas por el Consistorio en el año 2020, cuando sólo se pudieron ceder 9 por falta de viviendas disponibles, aunque siguen siendo insuficientes para las responsables municipales. En este sentido Truyol recordó que la intención de Cort es ampliar el parque de viviendas disponibles, y la oferta, vendiendo solares municipales y adquiriendo nuevos inmuebles con los beneficios.

Para este año se espera contar con más disponibilidad y de momento, señalaron, se están haciendo obras en nueve viviendas de titularidad municipal para, como el resto, destinarlas a personas necesitadas. Según Trobat los criterios para otorgarlas son, en primer lugar, económicos ya que los solicitantes no pueden superar los 13.000 euros de ingresos anuales y, en segundo, de vulnerabilidad social, como víctimas de violencia de género, dependencia o discapacidad.