Imagen de archivo de la Policía Local de Palma. | Alejandro Sepúlveda

0

La Policía Local de Palma ha desarrollado este fin de semana diferentes operativos, centrados especialmente en servicios incidentales y en conductas incívicas, como casos violencia de género, discusiones en la calle, caídas de patinetes o el control de vehículos, entre otros. Según ha explicado el Ajuntament de Palma este lunes en nota de prensa, los servicios más destacados el viernes fueron el seguimiento de un delito de amenazas, dos accidentes sin heridos, el control de cinco casos de violencia de género de riesgo alto y uno de riesgo extremo, así como un delito de daños y una diligencia judicial al conductor de un vehículo de motor que conducía bajo los efectos del alcohol sin carné de conducir.

También el día 21, en torno a las 17.00 horas, los agentes atendieron a un menor de diez años que se cayó del patinete eléctrico en la calle Maria Antònia Salva. El día 22, la Policía Local intervino junto al Servicio Antiincendios de Palma en la apertura de un domicilio, después de que los propietarios salieran del piso y se dejaran las llaves dentro con utensilios de cocina puestos en el fuego. Ese mismo día se atendió también a una persona indispuesta por una presunta sobredosis, la caída casual del conductor de un Vehículo de Movilidad Personal (VMP), la conducción de un vehículo con el permiso suspendido, una discusión de ámbito familiar y otra en la vía pública con amenazas de arma blanca, y un delito de lesiones.

Además, se controló la competición regional Gold Battle Mallorca y un concierto de Sofía Gabana que sucedieron sin novedad y con el cumplimiento de las medidas de seguridad vigentes. Por su parte, el domingo se atendió a una persona indispuesta en la calle Colliure, a otra persona con una crisis epiléptica en Plaza de España y la ruptura de una marquesina de una parada de bus, también en Plaza España.