Luis Sureda, José Hila y Angélica Pastor, durante la rueda de prensa. | Ajuntament de Palma

6

El Pla de Barris, iniciativa del Área d'Infraestructures i Accesibilitat del Ajuntament de Palma, destinó casi 19 millones de euros en el año 2021, concretamente 18.938.641 euros, en obras para hacer un municipio más accesible y sostenible, según informaron el alcalde de Ciutat, José Hila, y la responsable del área, Angélica Pastor.

Esta partida, que aseguraron se incrementará un 13 por ciento durante este ejercicio, ha permitido realizar proyectos de reurbanización por valor de 2,5 millones de euros en el eje verde de la calle Nuredduna, con 1,3 millones de inversión, en la accesibilidad de la calle Arquebisbe Aspàreg, con 380.000 euros de presupuesto, o en el anillo verde de la plaza Guillem Moragues que ha tenido una partida de 350.000 euros, entre otros.

La renovación de aceras, con un coste de 2,3 millones de euros para sustituir 55.036 metros cuadrados de vías en zonas de Cala Gamba, Son Oliva, Son Cladera o calles como Salvador Dalí o la Vileta y del asfaltado, con una partida de 1,6 millones de euros para mejorar el firme de 114.962 metros cuadrados de los alrededores de la plaza de Pere Garau o barrios como el Vivero, Son Oliva, Coll d'en Rebassa o s'Olivaret, son dos de los puntos fuertes de un proyecto que, según los promotores, «mejora la calidad de vida» de los ciudadanos.

En lo que se refiere a mejoras en el alumbrado, los esfuerzos, con un presupuesto de 349.500 euros, se han destinado a incorporar tecnología Led a 10 calles y plazas de Pere Garau, al aparcamiento del Molinar y a la renovación de las luces de navidad. La memoria de actuaciones también recoge trabajos de mantenimiento y mejora de 16 fuentes de Palma, con un presupuesto de 634.491 euros; en centros escolares, con una partida de 405.000 euros y en limpieza de caminos y solares del municipio, con una inversión de 356.282 euros.

Por último, y enmarcados en el llamado Pla de Parcs, Cort ha destinado 9,9 millones de euros a mejorar unas 50 zonas verdes del municipio, otros 240.000 euros en instalar juegos biosaludables en Ciutat Jardí, parc de sa Riera o Son Fuster y 259.200 euros en sembrar más de 1800 árboles, especialmente en los barrios de Ponent y Llevant.