La limpieza y el tratamiento de los escombros costarán 250.000 euros, según las primeras estimaciones. | M. À. Cañellas

16

Cort expedienta al Govern. El Ajuntament de Palma ha abierto un expediente al Institut Balear de l’Habitatge, Ibavi, por no limpiar los solares de su propiedad situados en los aledaños del poblado de Son Banya, según comentó el regidor de Medi Ambient y presidente de Emaya, Ramón Perpinyà, en la comisión de Urbanisme. El asentamiento está situado sobre un solar de titularidad municipal, pero los aledaños son propiedad del organismo autonómico y es justo en esos terrenos donde, en los últimos años, se han ido acumulando toneladas de escombros, alguno de ellos peligrosos, y de basura.

Desde el Consistorio se ha reclamado varias veces al Ibavi que recoja y adecente la zona pero este trabajo, a día de hoy, no se ha realizado por lo que, según Perpinyà, se le ha abierto el citado expediente «como se haría con cualquier ciudadano o entidad que incumpliera los requerimientos del área». En caso de que la situación se enquiste, no se descarta acudir a los juzgados y presentar la correspondiente denuncia, aseguró.

Entre seis meses y un año

Actualmente, ambas administraciones están en contacto para resolver el tema de forma amistosa y desde Cort confían en llegar a un acuerdo para que se limpie la zona en un plazo entre seis meses y un año El problema es que la recogida y posterior tratamiento de residuos acumulados costaría, según las primeras estimaciones, unos 250.000 euros. «No es sólo recoger las toneladas de residuos, es también llevarlos a centros autorizados y tratarlos porque tenemos constancia de que muchos de ellos son considerados peligrosos», apuntó el responsable municipal de Medi Ambient ante las preguntas de la oposición.

El grupo municipal de Vox había presentado una propuesta, que irá al próximo pleno, en este sentido y su portavoz, Fulgencio Coll, la defendió asegurando que las condiciones en el poblado, donde se estima que viven todavía unas 300 personas a la espera que se desmantele, son «inadmisibles».Coll señaló que no se trata de un problema sólo de imagen «sino que está en juego la salud de las personas que aun permanecen viviendo allí entre coches calcinados, material contaminante, plásticos y escombros. Esto es responsabilidad del Ibavi y no aparece», concluyó. La propuesta, así como la de pedir la colaboración de los vecinos, será aprobada en el próximo pleno ya que oposición y equipo de Gobierno votaron favorablemente.