El edificio vendido hace esquina entre Nuredduna y la plaza de las columnas. | M. À. Cañellas

58

La inversión extranjera inmobiliaria ha clavado otra pica en Nuredduna. El edificio que estaba a la venta en esta calle, haciendo esquina con la plaza de las columnas, ha sido adquirido por un grupo de inversores extranjeros. La cifra final del cierre de la venta no ha trascendido pero desde la inmobiliaria Building Palma advirtieron que oscila «entre tres y cuatro millones de euros». Harley James, responsable de esta inmobiliaria especializada en edificios del Casc Antic, donde tiene a la venta hasta 45 inmuebles, señaló que «el edificio de Nuredduna albergará apartamentos». Los nuevos propietarios adquirieron este codiciado edificio el pasado mes de diciembre y ya han solicitado licencia de obras en Urbanisme. «Calculan que tardarán algo más de dos años en iniciar los trabajos de reforma», señaló James.     

Tampoco se conoce la identidad ni la nacionalidad de los compradores, aunque James señaló que se trata de varios inversores internacionales. No es la única inversión extranjera en Nuredduna: la inmobiliaria Engel &Volkers comercializa un local en la misma calle, cuyas obras están bastante avanzadas y está previsto que finalicen en junio. A lo largo de estos días los vecinos de la zona advirtieron de la presencia de obreros que estaban llevando a cabo en el inmueble tareas de limpieza y retirada de escombros.

Tradicional

Por su parte, Àngels Fermoselle, presidenta de ARCA, señaló que «se trata de un edificio de arquitectura tradicional y hace unos años pedimos su protección. Ahora, en el nuevo Plan General se contempla su protección ambiental, de fachada y de volúmenes». El inmueble en cuestión albergó en su momento la panadería Las Columnas y en 2016 ya estaba a la venta.