Imagen de la renovada Plaza Guillem Moragues, en Pere Garau. | Gemma Marchena

6

Durante los últimos diez años se ha invertido más de un millón de euros en diferentes mejoras que atienden mejoras históricas de las entidades de la barriada. Entre los trabajos se encuentra la mejora de la accesibilidad y la seguridad de las calles Arquebisbe Aspàreg y Pere II, se han plantado hasta 60 árboles en la barriada y se han hecho mejoras de iluminación en calles y plazas.

Otra de las obras que también se han finalizado y que ha visitado en la mañana del miércoles el alcalde de Palma, José Hila, ha sido el nuevo anillo verde de la plaza Guillem Moragues, una encrucijada de calles en la que se ha ganado espacio al asfalto para destinarlo a uso público, con la instalación de bancos, mesas de juegos, grandes jardineras, nueva iluminación y plantación de arbolado.

Acompañado de la regidora de Infraestructures, Angélica Pastor, Hila anunció la próxima rehabilitación de la plaza Encarna Viñas. «No pararemos, próximamente mejoraremos la plaza Encarna Viñas y nuestro compromiso es que el plan de barrios sea permanente y tener cada vez más presupuesto para hacer realidad las demandas de los vecinos», advirtió el primer edil. «Continuaremos trabajando en todas las barriadas para ir sumando espacios verdes, sumar elementos como bancos, plantas arbustivas, mesas de juego y que permiten combinar la convivencia de niños con mayores», añadió Pastor.

El Plan Renove ha supuesto una inversión de 1,11 millones de euros en Pere Garau, lo que ha supuesto la mejor del nuevo anillo verde de la plaza Guillem Moragues, mejoras en la calle Arquebisbe Aspàreg y Pere II, parada de autobús accesible en Nicolau de Pacs, renovación del asfalto y nuevas jardineras en la plaza de Pere Garau, así como más árboles en las calles Adrià Ferran y Francesc Pi i Maragall.