Para 2026, Gesa será sede de ‘startups’ de energía. | Joan Torres

El Districte d’Innovació ya cuenta en proyectos que en breve serán realidad. Así, el Clúster de Transició Ecològica de Baleares, cuya puesta en marcha lidera Emaya, se constituirá formalmente el mes que viene y ya tiene varios proyectos en marcha, al calor de la llegada de los fondos europeos Next Generation.

Según Ramon Perpinyà, regidor de Medi Ambient i Benestar Animal, además de presidente de Emaya, «tenemos uno de los departamentos de proyectos de ingeniería más potentes de Mallorca. Hemos contratado cuatro empresas de ingeniería y están trabajando en muchos proyectos». Y serán estos ingenieros los ‘primeros habitantes’ del Districte d’Innovació: «Se han alquilado unas oficinas de grandes dimensiones en Nou Llevant, que están en proceso de adecuación».

Uno de los proyectos que proyectan estos ingenieros es la puesta en marcha de un red de electrolineras de aquí a 2026 gracias a los fondos Next Generation. «Se llevará a cabo un proyecto del sistema de recarga de vehículos eléctricos, para los que se necesitarán 10.000 electrolineras, de las cuales 8.000 serán privadas. Luego habrá que pensar en los puntos de recarga de particulares. Harían falta entre 50.000 y 60.000». El objetivo es tejer una red de electrolineras que alimenten a la futura flota de coches eléctricos de la ciudad.

Emaya también es una comercializadora de energía pública. «Compramos directamente a un polo de energía y el objetivo es que en 2030 todo el consumo del Ajuntament de Palma provenga de energías renovables», dijo Perpinyà. De ahí el «ambicioso proyecto» de montar 18 plantas solares, plantas de baterías y dos plantas hidroeléctricas.

Mientras el mundo se plantea las alternativas ante un posible apagón eléctrico, Perpinyà también advirtió de la intención de impulsar el biogás, «usando los restos de las depuradora de agua para aprovechar el metano y que darán energía a los más de 600 camiones de Emaya, además de autobuses de la EMT».

Participación

La transición ecológica de las energías fósiles a las verdes centrará este clúster, en el que participan Sampol, Acciona, Tirme, Red Eléctrica, Gesa-Endesa, U Energía, Bufete Buades, Cemex, UIB, así como la CAEB y la Federación Hotelera de Mallorca. Todos conforman un foro con sede el Districte d’Innovació.

Según Biel Horrach, director general deUrbanisme del Consistorio palmesano, «el Districte d’Innovació da sentido a la transición ecológica y se conseguirá gracias a que se ha formado un gran equipo».