Un operario de Emaya elimina un grafiti. | Jaume Morey

25

La campaña de Emaya para limpiar grafitis de las fachadas a un precio simbólico de 2 euros el metro cuadrado ha recibido 40 solicitudes solo en el mes de agosto. La iniciativa está dirigida a la eliminación de pintadas de edificios privados.

La empresa pública informó que de junio de 2020 a junio de 2021, cuando la tarifa estaba a 10 euros el metro cuadrado, se recibieron 144 peticiones.

Desde Emaya informaron que a partir del 1 de septiembre lanzarán una campaña dirigida a los administradores de fincas para que las propiedades privadas puedan beneficiarse de esta tarifa subvencionada. Se prevé que se incremente la labor de Emaya ante el éxito de la iniciativa que apenas se ha publicitado.

Bonificación

Desde el 5 de agosto Emaya dispone de una bonificación del servicio de eliminación de pintadas vandálicas para inmuebles privados. Este coste de dos euros el metro cuadrado se prolongará durante dos años y fuentes de la empresa municipal advirtieron que el Ajuntament solo interviene si previamente lo solicita la propiedad.

Emaya continúa con su labor de eliminación de pintadas vandálicas de espacios públicos o protegidos como el Baluard del Príncep o el Casal Solleric.