El regidor de Hisenda, Innovació i Funció Pública, Adrián García, en una imagen de archivo. | Redacción Local

2

Desde el Ajuntament de Palma han mostrado la tranquilidad ante el nuevo decreto que está preparando el Gobierno central, por el que se permitiría acceder a una plaza sin opositar a aquellos que lleven más diez años en el mismo puesto. El objetivo es acabar con la temporalidad en la función pública, que a nivel estatal supera el 30 por ciento y el objetivo es reducirlo al 8 por ciento.

El regidor de Hisenda, Innovació i Funció Pública, Adrián García, ha señalado que en el Ajuntament de Palma «hay alrededor de 2.500 funcionarios y ahora mismo tenemos 40 procesos selectivos abiertos para 400 plazas, tanto por estabilización como por reposición». García señala que se han convocado todas las plazas que hay vacantes en el Consistorio y cuando haya acabado este proceso «en un año y medio, en el Ajuntament habrá un 8 por ciento de interinaje».

Noticias relacionadas

El concejal ha explicado que las plazas de interinos fueron un recurso de las administraciones públicas tras la ley Montoro y las medidas de austeridad, que impedían ampliar las plazas de funcionario, pese a que eran necesarias.

Según la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, este Real Decreto permitirá que los procesos de oposición no sean eliminarlos y se podrá conservar la nota un mínimo de 10 años. Además, los interinos de las administraciones públicas que lleven más de diez años ocupando una plaza estructural que nunca haya sido convocada podrán adjudicarse dicha plaza sin pasar por una oposición, solo por una valoración de méritos.

García ha señalado que en el caso del Ajuntament de Palma, estas circunstancias son difíciles que se den ya que «los interinos suelen cambiar de una plaza a otra».