0

Como ya ha ocurrido en algunas ocasiones en las últimas semanas, la playa de Cala Major ha sido señalizada este domingo por la tarde con carteles de color amarillo por aforo elevado, de acuerdo con las medidas anti-Covid que el consistorio aplica en las zonas litorales de Palma.

En este caso la señalización se ha producido una vez superado el 70 % del límite de aforo, que es de 1.250 personas como máximo, lo que según los cálculos de los técnicos permite una distancia interpersonal de 1,5 metros como mínimo.

Con motivo de esta situación, el Ajuntament de Palma recomienda a los ciudadanos acudir a otras playas de la capital balear.