Operarios del Consistorio llevan a cabo la desinsectación del alcantarillado de Ciutat. | Ajuntament de Palma

26

El Ajuntament de Palma ha puesto en marcha un nuevo sistema para combatir las cucarachas, con el producto Inesfly, que permite una mayor persistencia del insecticida y repelente durante más de un año, seis meses más que el anterior sistema.

Todo esto tras un año, el 2020, en el que se incrementaron un 37,54 por ciento las quejas por la presencia de plagas urbanas en Palma. Según el director general de Salut del Ajuntament, Joaquín de María (en la imagen circular), este incremento de quejas se debe a «las intensas lluvias de la primavera anterior, las altas temperaturas y el confinamiento».

El año pasado se notificaron 2.794 quejas por plagas en Palma, frente a las 2.033 del año anterior. El descontento se concentró en las cucarachas, con 1.615 llamadas, frente a las 1.063 del año anterior, lo que supuso un 51,9 por ciento más.

Prevención

Según De María, «el 53 por ciento de las quejas se concentró en un espacio privado. Nuestra estrategia este año es actuar en la vía pública, pero hay que evitar su reproducción en casa con una campaña de prevención».

El Ajuntament está tratando 160.000 tapas de alcantarilla para evitar más plagas de cucarachas y De María advierte que «si observan cucarachas en la calle es porque previamente hemos actuado y están moribundas. A estos insectos de hecho no les gusta la luz». Con la pandemia han notificado más avisos en espacios privados, muchos de ellos locales cerrados por el confinamiento.

Con el objetivo de evitar un nuevo incremento de la presencia de cucarachas, el Ajuntament ha puesto en marcha una campaña de información para prevenir su presencia. Desde Salut advierten que la higiene y la limpieza es fundamental para evitar su desarrollo, por lo que recomiendan eliminar restos de comida en la cocina y extremar la limpieza en lugares poco accesibles como motores de neveras, hornos, muebles de cocina o extractores.

Evitar basura en casa durante más de 48 horas, desinfectar con lejía el suelo de la cocina, sobre todo debajo de los muebles y electrodomésticos, y eliminar la grasa de esta zona son otras de las recomendaciones para evitar la proliferación de insectos.