Los problemas de orden público en la Estación Intermodal se han agravado con la pandemia. | Policía Nacional

15

La Defensora de la Ciudadanía, Anna Moilanen, compareció este viernes en la comisión previa al pleno del Ajuntament de Palma y dejó patente su preocupación por «la inseguridad de los adolescentes que se congregan en la Estació Intermodal de manera manifiesta y regular». Moilanen asegura que se reunió con el director de la Oficina Balear de la Infancia y la Adolescencia, Serafín Carballo, donde pusieron en común la preocupación por las situaciones que se están dando en las instalaciones. Carballo confirmó a Moilanen que «no solo se trata de menores de centros de menores. También hay jóvenes procedentes de familias estructuradas».

«Hay un problema de competencias. En materia de transporte corresponde a unas entidades, la gestión de la estación al Consell de Mallorca, y la seguridad recae sobre una empresa cuya contrata finaliza ahora», señala Moilanen, que ya está planteando una reunión con el nuevo jefe de seguridad para plantear los problemas que tantas quejas está provocando y que están llegando a la oficina de la defensora.

«Se está pensando en contratar otro tipo de seguridad» que impida «el uso inadecuado e incívico del espacio, las pintadas en los vagones y los episodios de acoso y violencia que provocan inseguridad. La Estación Intermodal se ha convertido en un punto de encuentro en plena pandemia para usos indebidos e incívicos de jóvenes», concluye.