El Ajuntament de Palma está negociando con Govern y Consell para coordinar ayudas directas a pequeños negocios. | Jaume Morey

El Ajuntament de Palma está preparando unos bonos para reactivar el consumo en el pequeño comercio, que podrían estar listos esta Semana Santa. De hecho, la regiduría de Promoció Econòmica i Ocupació plantea el lanzamiento de la primera tanda de bonos en cuanto abran muchos de los comercios ahora cerrados.

Estos bonos que está planeando el Consistorio palmesano, que ya se han impulsado en otros municipios de Mallorca con una gran aceptación entre consumidores y comerciantes, también podrían repartirse entre los residentes de Palma en verano «e incluso en Navidad o fin de año», señala el regidor del área, Rodrigo Romero.

Repartido

La idea es que cada ciudadano «reciba dos o tres bonos como máximo, repartidos a lo largo del año» para alargar los efectos de la compra incentivada.

La fecha concreta del lanzamiento de estos bonos se definirá una vez que «se vislumbre la reactivación. De momento habrá que esperar a saber qué cantidad concreta podemos destinar a esta iniciativa», señala Romero, que advierte que será en breve.

Noticias relacionadas

A lo largo de esta semana el Ajuntament está ultimando los acuerdos con el Govern balear y el Consell de Mallorca para coordinar su plan de ayudas directas a los pequeños negocios «y así no repetir esfuerzos. En el caso de cines, chikiparks o academias, serán atendidos por Govern y Consell, por lo que nosotros nos dirigiríamos a otros sectores», con el objetivo de abarcar el máximo posible de pequeños negocios.

Estas ayudas directas, así como los bonos, «se están consensuando con las patronales a través del Consell de Comerç». Además, también se llevará a cabo por parte del Ajuntament una campaña de publicidad para incentivar la compra en pequeños establecimientos.

«Nos preocupan los pequeños negocios», insiste el regidor, y advierte que en PalmaActiva «estamos recibiendo muchas peticiones de asesoramiento de bajas de empresa. Pero también altas del sector de la informática, así como hornos y fruterías. Los comercios de barrio no han sufrido una caída de ventas tan grave como los del centro y muchos se han apuntado al reparto a domicilio para incrementar sus ventas».

600 negocios reciben los 1,4 millones de la Línea 1 de ayudas

Desde la semana pasada, más de 600 pequeños negocios han están recibiendo la ayuda de la línea 1 impulsada por la concejalía de Promoció Econòmica i Ocupació, que tenía un presupuesto de 1,42 millones. La media recibida por cada negocio es de 2.500 euros. Por otro lado, la ayuda de la línea 2 iba dirigida a aquellos negocios que habían mantenido contratado al personal o lo habían rescatado del ERTE. Esta línea cuenta con un presupuesto de 400.000 euros.