Imagen del poblado de Son Banya. | Ajuntament de Palma

La concejalía de Benestar Social del Ajuntament de Palma ya ha iniciado la presentación de demandas judiciales para desalojar las casetas restantes del poblado de Son Banya.

Según ha informado Cort este sábado en una nota de prensa, la concejalía de Benestar ha presentado las primeras 12 demandas de desahucio de los 90 albergues que en la actualidad se mantienen en el poblado de Son Banya para su desalojo.

Ahora, el área de Benestar Social trabaja para formalizar el total de demandas durante este mes de febrero; unos procedimientos judiciales que se prevé cierren definitivamente el proceso de desmantelamiento del poblado.

En paralelo, el área estudiará los casos de familias vulnerables que vayan siendo desalojadas, para tratar de encontrarles soluciones habitacionales. La previsión inicial es que en el mes de abril ya se disponga de las órdenes de lanzamiento.

Esta última fase de desalojo del poblado, ha explicado Cort, se ha caracterizado por producirse gradualmente por isletas, mejorando la seguridad y facilitando la ejecución técnica en la demolición de los albergues. Desde que se inició el desalojo de Son Banya en julio del 2018, ya han sido 30 las familias que han salido del poblado ligadas a órdenes de desahucio.

«Queremos dejar patente el compromiso firme de seguir adelante con la hoja de ruta pactada ahora hace un año y medio. Queremos que las familias de Son Banya tengan una nueva oportunidad», ha remarcado el teniente de alcalde de Cultura y Bienestar Social, Antoni Noguera.