La coordinadora Catalina Trobat y el regidor Antoni Noguera. | Redacción Local

15

El área de Benestar Social ha aumentado el gasto para la partida de ayudas urgentes a la vecinos de Palma hasta los 10,6 millones de euros, una cifra que contrasta con los 4,6 millones que tenía previstos a principios del año pasado. La pandemia ha provocado este incremento de la partida para poder atender urgencias como la compra de alimentos, el pago de suministros o alquiler.

Para este año que acaba de arrancar, Benestar Social prevé que la población de Palma seguirá necesitando ayuda y se han presupuestado 6,6 millones.

«Se trata de la cifra más alta que ha destinado el Ajuntament a Afers Socials en toda su historia», señala Antoni Noguera, teniente de alcalde de Cultura i Benestar Social, que ante de la aparición del virus se había propuesto destinar ayudas a las familias en materia de vivienda. La pandemia ha trastocado los planes de esta área.

Por su parte, Catalina Trobat, coordinadora general de Benestar Social i Drets Socials, señala que «estamos pendientes de la vacuna y de las medidas de ayuda que se implanten a nivel estatal para saber si tenemos que ampliar este presupuesto». Desde el área de Benestar Social advierten que se han encontrado con todo un tsunami que en marzo se desató con el confinamiento y que ha conllevado una crisis economica y social.

«En 35 años que llevamos trabajando en asuntos sociales no habíamos visto nada igual. Nuestra intención era crear un sistema para acompañar a las personas y llevar a cabo inserciones de personas necesitadas en la sociedad. Pero la COVID nos ha llevado a cubrir lo más urgente. Ojalá en 2021 podamos crecer para atender a las personas mayores y otros tipos de servicios sociales», señala Trobat.

«Con estas cifras se demuestra que hemos vivido muy al día». insiste la coordinadora general de Benestar Social, «y que además son las mujeres las que tienen la responsabilidad de salir adelante. Del total de personas que atendemos, que son 36.000, la mitad son mujeres, pero el 70 por ciento de los expedientes están a nombre de ellas». Noguera ha resaltado «la capacidad de resiliencia de todos los trabajadores de Benestar Social. Para el Ajuntament es una prioridad ayudar a los vecinos», explica.