Versión del juego Monopoly: ‘Pere Garau Edition’.

15

Las protestas vecinales por el eje cívico de Nuredduna prosiguen y han querido aprovechar la llegada de los Reyes Magos para entregar al Ajuntament una versión especial del juego Monopoly, en esta ocasión ‘Pere Garau Edition’. «Hemos sustituido el contenido habitual del juego por 12 tarjetas que ponen en evidencia los riesgos del proyecto y las alternativas que las entidades plantean», cuentan los impulsores de la campaña Pere Garau Molt més que Nuredduna. La Associació de Comerciants del Mercat de Pere Garau, ARCA i Flipau amb Pere Garau están detrás de esta iniciativa.

En las tarjetas del juego advierten que «Con Pere Garau no se juega», ya que «desarrollar proyectos sin escuchar las necesidades reales y sin dar soluciones a la ciudadanía es un juego peligroso». Otra de las tarjetas esgrime un «No a la imposición, sí a la participación democrática real» También advierten que «Nuredduna no es Blanquerna. En Pere Garau hay un mercado en el centro del eje y en Blanquerna no. Aquí no hay ninguna plaza de parking público (en Blanquerna hay 1.800) y no hay calles próximas alternativas a Nuredduna. En Blanquerna están 31 de Desembre y General Riera».

En el juego reivindicativo entregado al Ajuntament, los vecinos y entidades manifiestan que «no se puede cortar el único eje longitudinal de la barriada. Pero podemos ser valientes, porque estamos de acuerdo en reducir vehículos». Así, proponen mantener el túnel para el transporte público y residentes, ya que «no se puede prescindir de él».

Las entidades manifiestan que «necesitamos un eje cívico, pero distinto, que llegue hasta la plaza Miquel Dolç, en el que los protagonistas sean los viandantes».

Además, advierten que el proyecto de Cort «atrae la especulación y la gentrificación». Las entidades creen que el eje dificultará el transporte público y la comunicación interior de los mismos residentes, mientras se impulsa la gentrificación.