El solar que acogió el estadio Lluís Sitjar permanece vacío desde 2015. | Jaume Morey

40

Los vecinos de es Fortí no se resignan y siguen reclamando una solución para el solar que en su momento acogió el estadio de fútbol Lluís Sitjar. En esta particular carta a los Reyes Magos que escriben al Ajuntament de Palma, el presidente de la Associació de Veïns de Es Fortí, Salvador Maimó, señala que «nos gustaría que el solar se incorporase a la Falca Verda con una zona arbolada y que allí se instale un polideportivo y un casal de barri».

Maimó advierte que estas infraestructuras darían servicio a los cerca de 70.000 habitantes que residen en la zona.

Recuerdo

Entre las propuestas que plantean al Consistorio está también la de «mantener el primer escudo del estadio como recuerdo de la huella que ha dejado el Real Mallorca», señala Maimó. En la actualidad solo hay un solar vacío sin uso.

El derribo del antiguo estadio del Real Mallorca supuso un coste para el Consistorio que superó los 800.000 euros, aunque éste luego pasó la factura a los copropietarios. Las 666 acciones están muy repartidas entre pequeños propietarios y el socio mayoritario es el Real Mallorca, que posee un tercio del accionariado y estaba a favor de la venta de las acciones al Ajuntament. La última oferta que hizo el Consistorio a los copropietarios ascendía a 14.000 euros por título, pero algunos consideraron que no era suficiente, por lo que las negociaciones siguen bloqueadas.

Mientras pasa el tiempo, los vecinos conviven con un solar que confían en que se convierte en una zona verde con un polideportivo y casal de barri.

La asociación de vecinos de es Fortí solicita que esta actuación sobre el solar del Lluís Sitjar «suponga una continuación del Bosque Urbano ubicado en el Canódromo». Precisamente esta agrupación presentó a los presupuestos participativos de 2016 la puesta en marcha de un bosque en estos terrenos, que se inaugurarán este año.

Inauguración

«Nuestra propuesta fue la más votada», recuerda Maimó cinco años después de presentar esta propuesta. En 2017 también ganaron las votaciones de los presupuestos participativos, esta vez con la propuesta de un bulevar y un carril bici desde la plaza Barcelona hasta el parque de Son Cotoner.

«Ahora empezamos a ver cómo están creciendo los árboles que se plantaron en esta nueva zona verde pero desconocemos la fecha en la que se inaugurará, la pandemia lo ha retrasado todo. Sí que hemos visto que ya se ha instalado una escultura en el Bosque Urbano», señala Maimó.

Los vecinos de Es Fortí confían en que a lo largo de este año puedan empezar a disfrutar de esta nueva zona verde de la ciudad tan reclamada.

Preocupación por los okupas del Velòdrom

El presidente de la asociación de es Fortí mostró su preocupación por la presencia de okupas en los terrenos del Velódromo, que acogerían la nueva fase del Bosque Urbano que ya está prevista. «Estamos preocupados porque hay okupas y solo pedimos que hagan una pequeña limpieza. Cada vez que hay un nuevo asentamiento, derriban las antiguas construcciones y dejan todo el solar lleno de desperdicios», asegura Salvador Maimó.