Protocolo para acceder al cementerio de Son Valentí en Tots Sants

| | Palma |

Valorar:
preload
Las visitas a Son Valentí serán muy diferentes este año en Tots Sants por el coronavirus.

Las visitas a Son Valentí serán muy diferentes este año en Tots Sants por el coronavirus.

Jaume Morey

La COVID-19 amenaza el día de Tots Sants en Palma y la Funeraria ha elaborado un protocolo para acceder al cementerio de Son Valentí, en el caso de que sea posible su apertura.

El gerente de la Funeraria, Jordi Vilà, ha reconocido que si el nivel de contagios se mantiene como el actual, no se podría abrir al público a la vista de la Orden de la Consellería, aunque se adoptaran las medidas de control de aforo y de higiene.

El plan comprende los días 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre, que es cuando tradicionalmente se produce una mayor afluencia de personas. El gerente de la Funeraria ha detallado que Son Valentí cuenta con 20 hectáreas que se dividirían en tres sectores, que se cerrarían sin poder acceder de uno a otro. Para controlar el aforo máximo de 300 personas por sector, se está estudiando un sistema de reserva con invitación previa, en el que conste el día, el sector al que se va acceder y la hora.

La reserva sería con medios digitales con un código QR que se pudiera llevar en el móvil o un código de barras. Esa reserva sólo puede ser válida para un solo sector, y queda sin resolver el caso de las personas que quisieran acceder a dos o a los tres en los que se ha dividido Son Valentí.

Para el control de aforo, teniendo en cuenta los accesos y los tres sectores, se plantean 15 puntos de control de acceso, con dos empleados de seguridad en cada uno de ellos.

Además, se debe coordinar con la Policía Local que deberá reforzar el control en el interior del recinto y especialmente en el exterior, para que se eviten las aglomeraciones de las personas que van a realizar la visita. El objetivo es que no se cree un 'embudo' en la entrada.

A estas medidas de limitación y control de aforo hay que unir la desinfección vial de todo el recinto que se ha de llevar a cabo diariamente, para lo que habría que hacer una contratación externa que asuma estas tareas.

El coste estimado que debe asumir la EFM de estas acciones es de 150.000 euros, además de los otros costes del Ajuntament por la intervención de otros medios municipales, como la Policía Local.

La regidora del PP Montse Oliveras ha solicitado que, el caso de que se pueda abrir, «es necesario considerar sistemas alternativos que permita a determinados colectivos no acostumbrados a los medios digitales, conseguir y presentar esta invitación, como pueden ser algunas personas mayores».

Además, ha señalado que «hay que resolver el acceso a los diferentes sectores de Son Valentí sin necesidad de tener que salir del cementerio, o solicitar una o varias reservas de entrada diferentes».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.