Los concesionarios han retirado los enseres este viernes. | Pilar Pellicer

20

El restaurante del Club Marítimo Molinar Levante ha cerrado sus puertas, tras más de 50 años de vigencia. La decisión del club está motivada porque las obras del nuevo puerto del Molinar impiden ya realizar cualquier tipo de restauración, así como porque hay una sentencia judicial que en noviembre pasado dio la razón a la Autoritat Portuària de Balears y que obligaba a los actuales concesionarios del restaurante desalojar las instalaciones.

El último día que estuvo abierto fue el 1 de enero y los concesionarios se han marcado un plazo de ocho días, hasta el 10 de enero, para dejar vacías las instalaciones.

El presidente del Club Marítimo Molinar Levante, Rafael Vallespir, indica que pese a todo lo sucedido «queremos renovar la concesión, para lo cual hemos presentado a la Autoritat Portuària un nuevo proyecto de restauración. Confiamos en que al final todo se solucione».

Respecto a la sanción de más de 150.000 euros impuesta por la APB, Vallespir indica que se ha recurrido.