Momento en el que el regidor de Educació de Cort, Llorenç Carrio, entrega las llaves del yacimiento a los vecinos. | Redacción Local

5

La Associació de Veïns de Sant Jordi y la asociación del Club Prat de Catí recuperaron ayer un importante vestigio de su pasado: el yacimiento arqueológico de época talayótica de Cas Quitxero.

El concejal de Educació y Política Lingüística del Ajuntament de Palma, Llorenç Carrió, y la coordinadora de Cultura, Francisca Niell, hicieron entrega de las llaves del recinto arqueológico a los representantes de ambas entidades, que se harán cargo de su gestión, con la colaboración de la asociación Amics de Na Galera y del propio Ajuntament.

El yacimiento talayótico, datado entre los siglos VIII y VII AC, cuenta con una muralla ortostática que muestra la importancia que llegó a tener el poblado. La primera vez que se intervino en Cas Quitxero fue en mayo de 1944. En 1948, se hallaron en él monedas medievales que acabaron desapareciendo.

Expolio

Además del expolio, la presión urbanística a partir de los 90 ha sido también una de las grandes amenazas que ha sufrido. Su salvación ha sido posible gracias al trabajo realizado por parte de vecinos de la zona, arqueólogos y también de diferentes entidades.

Antes de esta cesión, Cort ha invertido 12.787 euros en la limpieza, cierre y seguimiento arqueológico del yacimiento, para acondicionarlo.