Alberto Jarabo, José Hila y Antoni Noguera, en el pleno de este jueves. | Jaume Morey

19

El Pacte podrá destinar 20 millones del superávit de 2018 a mejoras en barrios y servicios. El regidor d’Hisenda, Adrián García, explicó que Cort ha cumplido todos los requisitos y Madrid le ha permitido destinar parte del remanente de tesorería del año pasado a inversiones, siempre que el proyecto se haga antes del 31 de diciembre de 2019 y se ejecute antes del 31 de diciembre de 2020. Aunque se podían destinar 29 millones a inversiones, nueve millones irán a amortizar deuda, ya que no es posible cumplir con los plazos citados anteriormente; los tres restantes son para pagos pendientes.

El proyecto que contará con más inversión es el de la compra de vehículos de recogida de basura, que tendrá un presupuesto de 4.594.000 euros. También está previsto invertir 750.000 euros para adquirir vehículos para la Policía Local.

La compra de material deportivo para las instalaciones del IME es otro de los proyectos que contarán con una partida más significativa, ya que asciende a 2.748.025 euros.
Los barrios de Palma se llevan una parte muy importante. El más beneficiado es es Rafal Vell, que recibirá 2.189.803 euros; le siguen las calles Villalonga con 854.364 euros, Barrera con 476.066 euros y Borguny con 284.051 euros.

Además, se mejorará el sistema de climatización de las escoletes municipales, a lo que se destinará 1.452.198 euros. La reforma de viviendas también contará con una partida significativa, concretamente 1.335.000 euros.

El tripartito también recurrirá al superávit para pagar el alumbrado de la Seu; exactamente prevé destinar 1.250.000 euros.

Asimismo el Pacte ha tenido presente el castillo infantil del Parc de sa Riera, que sufrió un grave incendio hace unos meses; se destinarán 350.000 euros del superávit.

García subrayó que es la primera vez en cuatro años que se cumple con el Plan de Estabilidad y se puede destinar parte del superávit a inversiones que son importantes.