María Crespo, durante su etapa como regidora en el Ajuntament de Palma. | JAUME ROSSELLO

10

María Crespo  (Palma, 12 de abril de 1958, ha fallecido este jueves a los 61 años.

Administradora de fincas de profesión, fue la presidenta de Emaya durante el mandato de Joan Fageda como alcalde de Palma y también dirigió la regidoria de Sanitat.

Crespo fue la encargada de poner en marcha el sistema de recogida neumática del centro de la capital balear y también le tocó lidiar con los problemas derivados de la situación de sequía que afectaron a Balears y que afectaron a Palma de primera mano.

Aquellos que la conocían destacan de Crespo que era una mujer muy resolutiva y con mucho empuje, que sabía transmitir a su equipo de colaboradores. También la definen como muy emprendedora e invansable.

En cuanto a los periodistas, siempre tuvo con nosotros un trato muy directo, atendiéndonos a cualquier hora del día

Afectada por una grave enfermedad desde hace un año, en su círculo más cercano subrayan que vivió este proceso con optimismo y entereza, pero sin dejar de luchar contra hasta el último día.

Sus amistades la definen como una mujer leal, muy amiga de sus amigos y que sabía empatizar con quienes la rodeaban.

María Crespo estaba casada con Horacio Alcolea, administrador de fincas, con quien había tenido dos hijos varones, Marc y Horacio.