Trabajos de demolición en Son Banya. | Pere Bota

2

Desde que se inició el proceso de desmantelamiento de Son Banya ya han salido del poblado 21 familias, ha informado el Ayuntamiento de Palma.

El Consistorio ha continuado este miércoles con el proceso de desmantelamiento con la ejecución de dos nuevas órdenes de desahucio y la demolición de una casa que se empleaba como tienda.

Un operativo integrado por juzgados, técnicos del ayuntamiento y Policía Local y Nacional ha ejecutado ambas órdenes.

Solo se ha derrumbado una de las dos viviendas previstas en la calle Tres del poblado a la espera de encontrar una solución habitacional para la familia afectada.

La otra casa, utilizada como tienda, ha sido desmontada y derribada. La próxima semana continuará el proceso de desmantelamiento.

Está previsto que la primera fase, que afecta a 45 viviendas, concluya a finales de marzo.