Las declaraciones han sido muy comentadas en redes sociales. | @europapress

20

Vox ha vuelto a sembrar la polémica en el Congreso. La representante del partido Carla Toscano, en referencia los piropos ha asegurado que le «da pena no escuchar algunas cosas por la calle». «Es una pena que su odio a la belleza y al hombre nos haga perder esa admiración e ingenio popular», ha concluido.

«Eso es un cuerpo y no el de la Guardia Civil?» o «Dime como te llamas y te pido para reyes» han sido algunos de los ejemplos que la política de Vox echará de menos. «Hay miradas y piropos groseros pero la grosería no es un delito» sigue Toscano.

El Pleno del Congreso ha dado luz verde, este jueves, a la Ley Orgánica e Garantías de la Libertad Sexual gracias al apoyo de todos los grupos parlamentarios, a excepción de PP y Vox que han decidido votar en contra y CUP que se ha abstenido. El texto pasa así a una nueva fase de tramitación en el Senado. Esta norma, impulsada por el Ministerio de Igualdad, recoge una nueva definición de consentimiento que señala que «solo se entenderá que hay consentimiento cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona».

Los únicos grupos que han votado en contra de esta ley han sido PP y Vox. La portavoz de los 'populares' en este debate, Marta González, ha lamentado que no se incluya en ella la prostitución y ha explicado que esta no es «la ley que gustaría» al PP por su exposición de motivos que, según ha indicado, «parece una soflama electoral de Podemos»; porque «pone en riesgo la presunción de inocencia sobre la que se sustenta el derecho penal» español; y porque «no libera a la víctima de la revictimización», entre otros motivos.