El líder de Cs y vicepresidente del último gobierno de coalición. | Efe

2

El líder de Cs y candidato a la Junta, Juan Marín, ha garantizado este lunes que no habrá posibilidad de un pacto postelectoral con el PSOE de Juan Espadas y ha asegurado que si saca sólo uno o dos diputados hará «lo mismo» que Albert Rivera y se irá, para que otra persona asuma la responsabilidad en la formación. Marín, que está convencido de que van a obtener un buen resultado el 19 de junio y de que a partir de la próxima semana «a algunos les van a temblar las piernas» en otros partidos, ha dicho que si el resultado es tan bajo se pondrá al servicio de su partido donde le necesiten, pero con otra persona al frente de la formación.

Ha explicado que con Espadas no puede llegar a acuerdos porque quiere subir los impuestos, no dice «ni pío» cuando Andalucía «sale perjudicada» en los fondos europeos o todavía sigue «esperando» que diga que los condenados por los ERE, «no son personas honorables». Además, ha hecho un llamamiento al votante socialista para que vote a Ciudadanos como única vía para frenar a Macarena Olona. «El único que puede parar a Vox en Andalucía soy yo», ha manifestado Marín en un desayuno informativo.

Marín ha criticado la «deslealtad» del presidente y candidato del PP, Juanma Moreno, por decir que ofreció que los consejeros de Cs se integraran en las listas del PP. Ha opinado que lo hace buscando votos y, aunque ha admitido que no le ha gustado, ha garantizado que van a seguir siendo amigos «pase lo que pase». También ha cuestionado que Moreno deje la puerta abierta a una repetición electoral, lo que ha ligado a la búsqueda del «voto del miedo» para el PP: «¿Ya no le preocupa aprobar el presupuesto para 2023, que era el motivo de adelantar las elecciones?», ha preguntado.

Ha recordado además que en Madrid se cumple un año de las elecciones e Isabel Díaz Ayuso no ha sido «capaz» de aprobar un presupuesto con Vox, por lo que duda de cómo se haría en Andalucía en tres meses. En cuanto al empadronamiento de Olona, Marín espera que pueda seguir siendo la candidata para «confrontar ideas» en los debates, pero ha considerado que es «una falta de respeto» que Santiago Abascal sea «tan chapucero» para «ni siquiera hacer bien ese trabajo». «Ya veremos el 19 de junio la carita que se le queda a algunos cuando vienen aquí creyéndose presidenta o vicepresidenta y se tengan que quedar en la oposición», ha advertido.

Ciudadanos siempre votará que no a un gobierno de PP y Vox, ha garantizado Marín. Ha presumido de que a él las encuestas nunca le han «derrotado» y cree que ahora todo lo que pueden hacer es «subir». Marín ha defendido que se han dedicado a gestionar y ha explicado que si hubieran querido ser solo rentables para su partido habrían creado inestabilidad política, por ejemplo buscando una moción de censura con el PSOE.