El rey emérito Juan Carlos I a su llegada este viernes a las instalaciones del Real Club Náutico de Sanxenxo (RCNS), donde se espera que compita a bordo del 'Bribón' en el trofeo InterRías de la clase 6m. | Efe

77

El rey emérito Juan Carlos I ha llegado al club náutico de Sanxenxo (Pontevedra), donde ha sido recibido por decenas de personas que lo han aclamado con vítores de «¡Viva el rey!» y «¡Viva España!». Procedente de una vivienda de su amigo Pedro Campos, en la que se aloja este fin de semana, el emérito ha bajado del vehículo vestido con ropa deportiva y apoyado en un bastón. Le acompaña un asistente y el alcalde de la localidad pontevedresa, Telmo Martín.

A su llegada, decenas de personas, muchas portando móviles para inmortalizar el momento, le han aclamado con vivas a un Juan Carlos I muy sonriente y que viste el polo de la tripulación del 'Bribón'. La infanta Elena, visiblemente emocionada, se ha acercado a su padre y enseguida se ha retirado a un segundo plano.

Former Spanish King Juan Carlos attends a sailing regatta at the Sailing Club in Sanxenxo
El veterano monarca, muy sonriente a su llegada al club náutico pontevedrés. Foto: Reuters.
El rey emérito Juan Carlos I en la localidad pontevedresa de Sanxenxo
Reencuentro del emérito con viejos conocidos en Sanxenxo. Foto: Efe.
El rey emérito Juan Carlos I en la localidad pontevedresa de Sanxenxo
Juan Carlos de Borbón a bordo de su embarcación. Foto: Efe.
Noticias relacionadas

El rey Juan Carlos I se ha fotografiado con la tripulación del 'Bribón', el barco con el que ganó el Mundial de 2019 en Finlandia, pero finalmente no competirá, pues se ha subido a bordo de una zódiac del Náutico de Sanxenxo, de nombre Cristina. En el pantalán, al igual que en el club, también la expectación ha sido máxima para ver al monarca, que se encuentra de vuelta en España por vez primera desde hace 21 meses, cuando fijó su residencia en Abu Dabi, a donde tiene previsto regresar el próximo lunes tras reunirse en Madrid con su hijo, el rey Felipe VI.

El rey emérito regresó a España para disfrutar de una de sus mayores pasiones, la vela, junto a su amigo Pedro Campos, quien lo ha acogido en su chalet de la parroquia de Nanín. Desde su aterrizaje el jueves en el aeropuerto vigués de Peinador, Juan Carlos I ha estado acompañado por su hija mayor, la infanta Elena, que le ha acompañado en la mañana de este viernes a su llegada al Náutico, aunque lo ha abandonado antes que él porque debía viajar a Sevilla, han indicado a Efe fuentes del club