El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (i), junto al presidente de la Junta de Andalucía y candidato a la reelección, Juanma Moreno (c), y el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, antes de participar en un encuentro con empresarios. | Efe

10

El PP continúa al alza en su nueva etapa con Alberto Núñez Feijóo, sube punto y medio y alcanza el 28,7 por ciento en estimación de voto y ya está a menos de dos puntos del PSOE, que se mantiene en cabeza con el 30,3 por ciento, el mismo porcentaje del mes pasado, según el último barómetro del CIS. La encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, elaborada entre el 3 y el 12 de mayo, en plena crisis por el espionaje, apunta a una importante subida de Vox, que en solo un mes sube 2,2 puntos hasta el 16,6 por ciento de los sufragios, justo lo contrario que Unidas Podemos, que se deja otro punto desde abril y se queda en el 9,6 por ciento.

A un mes de que se celebren las elecciones andaluzas, la izquierda del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos sumaría en toda España solo un 39,9 por ciento de voto estimado frente a un 45,3 por ciento de PP y Vox, lo que supone 5,4 puntos más que el bloque de la izquierda. Mientras tanto, Ciudadanos no consigue detener su caída y ya está por debajo del 2 por ciento, con el 1,8 en estimación de voto.

Por su parte, ERC sube una décima desde abril, hasta el 2,5 por ciento, seguido de Más País-Compromís, con el 2,1 por ciento, el mismo resultado que en el anterior sondeo. PNV obtendría el 1,3 por ciento; JxCat, el 1,2; Bildu, 1,1; y la CUP, el 0,6 por ciento en estimación de voto. Le sigue el BNG, con el 0,5 por ciento; CCa-NC, con el 0,3; Na+, con el 0,2, mientras que Teruel Existe y el PRC se quedarían en el 0,1 por ciento. El PACMA, partido sin representación parlamentaria sumaría un 0,9 por ciento de estimación de voto, según el CIS. Un 10,8 por ciento de los encuestados asegura que no votará en las próximas elecciones generales, en tanto que un 11,8 aún no lo sabe aún.

En cuanto a la valoración por parte de los ciudadanos de los principales líderes nacionales, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, es la única dirigente política que logra aprobar en la última encuesta del CIS, con un 5,05, y lo hace en un contexto de bajada generalizada en la puntuación que los ciudadanos conceden a los líderes políticos, porque todos empeoran sus notas. De hecho, el presidente del PP, que en el anterior barómetro de abril despegaba como nuevo líder de su partido en segunda posición, tras Díaz, con una puntuación de 5,20, pierde el aprobado un mes más tarde. Se deja 0,34 puntos y cae a una media de 4,86, que no obstante le permite permanecer en segundo lugar.

También pierde puntuación el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que repite en tercera posición y cuya nota de 4,28 representa 0,37 puntos menos que la obtenida el mes pasado. Con menores notas que en abril les siguen igualmente en la lista el líder de Más País, Íñigo Errejón (4,00), la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas (3,58) y el de Vox, Santiago Abascal, en última posición con una nota media de 2,91.

Además, cuando el CIS pregunta a los españoles a quién de ellos prefieren como presidente del Gobierno, los únicos que mejoran son Yolanda Díaz y Alberto Núñez Feijóo, aunque con mayor fuerza en el caso de la ministra de Trabajo, porque la subida del líder del PP es muy leve. Pedro Sánchez sigue siendo el favorito, con un 19,5 por ciento (2,5 puntos menos que en abril), seguido de Alberto Núñez Feijóo (2 décimas más) y de Yolanda Díaz, cuyo 10,5 por ciento supone un empuje de 1,5 puntos más.

Entre tanto, la encuesta detecta un desgaste en la confianza que a los entrevistados por el CIS les suscitan Sánchez y Feijóo. Sigue el presidente del PP generando más confianza en los españoles, pero con menor fuerza que en el anterior muestreo, en el que fue evaluado por vez primera por el CIS. Así, Feijóo genera "mucha" o "bastante" confianza al 33,1 por ciento de los entrevistados, cuando hace un mes este porcentaje era del 38,7, en tanto los que confían en Sánchez suman un 27,8 por ciento frente al 31,4 del mes de abril. Al mismo tiempo suben los que recelan de ambos dirigentes, porque al 61 por ciento Feijóo les genera "poca" o "ninguna" confianza (antes sumaban el 55,4 por ciento), dato negativo que igualmente sube para Sánchez al 69,9 por ciento, porque en el anterior muestreo estaba en el 66,9.