La ministra de Igualdad, Irene Montero. | Juan Carlos Hidalgo

2

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este martes que la ley de familias garantizará el acceso en la sanidad pública de las parejas de lesbianas a una técnica de reproducción asistida para una maternidad compartida, de forma que puedan gestar un bebé con un óvulo de una de ellas en el cuerpo de la otra. Lo ha hecho en su cuenta de Twitter con motivo del Día de la Visibilidad Lésbica, que se celebra este martes, y en el que señala que la ley de familias ampliará el concepto de familia para que incluya de forma efectiva a todas las del colectivo LGTBI y tengan reconocidos sus derechos «en plena igualdad».

Pero esta norma, en la que trabaja el Ministerio de Derechos Sociales, también garantizará, según la ministra, el acceso de las parejas lesbianas a la técnica de reproducción asistida de Recepción de Óvulos de la Pareja (ROPA), un método para una maternidad compartida, con la inclusión en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS). En este sentido recuerda que el Ejecutivo ya ha aprobado la inclusión del derecho a la reproducción asistida de las lesbianas y mujeres bisexuales, que habían quedado excluidas en 2014.

En la red social, la ministra reivindica también a todas las mujeres que durante décadas han luchado por sus derechos y afirma que en esta legislatura se saldará «una deuda» con la ley trans. Esta ley, cuyo anteproyecto fue aprobado en junio del pasado año, asegurará la igualdad en la filiación de los hijos de parejas lesbianas y prohibirá las «terapias de conversión» que vulneran los derechos humanos, indica Montero. «Todavía queda mucho camino por recorrer hasta garantizar la plena igualdad y el reconocimiento de todas las vidas lesbianas, sin discriminación, pero el camino abierto por los colectivos feministas y LGTBI en nuestro país es cada vez más y más amplio. Seguimos», escribe Montero.