La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, en una fotografía de archivo. | Efe

2

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha destacado que el Gobierno central ha actuado con «celeridad» y «responsabilidad» ante la variante ómicron de la COVID-19, tal y como está haciendo «desde el principio» de la pandemia. Al mismo tiempo, ha apelado a la «responsabilidad» y el «compromiso» de la ciudadanía, tal y como «siempre ha demostrado», para seguir atendiendo y cumpliendo las medidas de seguridad frente a la COVID-19 que permiten cuidarse individualmente y colectivamente. «Hay que atender, hay que cumplir las medidas de seguridad que nos cuidan a nosotros mismos pero que desde luego también ayudan a cuidarnos colectivamente», ha sentenciado con motivo de una visita este sábado a las obras de restauración de la Fase I del Baluarte de los Pozos y el Arco del Cristo de la muralla de Cáceres.

Noticias relacionadas

En este punto, sobre ómicron ha lanzado un «mensaje de tranquilidad» porque desde la Red de Vigilancia Epidemiológica Nacional no se ha secuenciado «ningún caso» de esa variante, y ha incidido en que el Gobierno central «está haciendo una monitorización y un seguimiento muy exhaustivo para tomar todas las medidas que sean precisas y anticiparlas lo máximo posible», ha concluido. Ante la restricción de vuelos desde Sudáfrica y Botsuana, ha reiterado: «A través de una resolución de la Dirección General de Salud Pública se van a adoptar inmediatamente esas medidas para que puedan entrar en vigor desde ya. Se está analizando otras que puedan considerarse oportunas». «Pero también avanzar que tal y como informé ayer desde la Red de Vigilancia Epidemiológica Nacional no se ha secuenciado ningún caso de esa variante», ha añadido.