Alumnos de Primaria. Foto de archivo. | ARCHIVO

0

El colegio Pureza de María de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) tiene 348 personas confinadas, entre alumnos y personal, por el brote de COVID-19 detectado en las instalaciones, y en los últimos 10 días ha habido 42 positivos por la infección.

Según los datos de la Conselleria de Educación de la Generalitat en la aplicación 'Traçacovid' de este miércoles, se trata de 339 alumnos y nueve profesionales --docentes, de administración y servicios o atención educativa-- de este centro concertado.

Fuentes de la Conselleria de Educación de la Generalitat informaron a Europa Press que la afectación se ha producido en la educación primaria, que está toda confinada, y han recordado que los menores de 12 años no se vacunan contra la Covid --los alumnos inmunizados pueden evitar la cuarentena, según las últimas instrucciones de la Conselleria--.

Según el departamento, se continúan haciendo cribados en todo el centro y se están siguiendo los protocolos establecidos para estos casos.

El confinamiento «es una medida de prevención, para evitar la mayoría de los contagios, y los alumnos están siguiendo clases en línea con el horario normal», ha dicho Núria Calvera, la directora de la escuela, en declaciones a TV3 recogidas por Europa Press.