La electricidad y los carburantes provocan el mayor subida de precios desde 1992. | Europa Press

4

Los precios continuaron su escalada en octubre, impulsados por el encarecimiento de la electricidad y los carburantes, hasta aumentar un 5,5 % con respecto al mismo mes de 2020, un repunte un punto y medio superior al de septiembre (4 %) y la tasa más alta desde 1992.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este jueves el avance del índice de precios de consumo (IPC) de octubre, un dato que de confirmarse el próximo 12 de noviembre consolidaría la aceleración de la inflación en los últimos meses, cada vez más intensa.

Detrás de este repunte de la inflación está el encarecimiento de la electricidad y, en menor medida, de carburantes y lubricantes para vehículos personales, que en octubre del pasado año se abarataron.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los alimentos no elaborados ni los productos energéticos por ser los más volátiles, se situó en octubre en el 1,4 %, cuatro décimas por encima de la de septiembre y más de cuatro puntos por debajo del IPC general, la mayor diferencia entre ambos datos desde el inicio de la serie en 1986.

En términos mensuales, los precios aumentaron en octubre un 2 % con respecto a septiembre, con lo que sumaron tres meses consecutivos al alza.

El índice de precios de consumo armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios con el mismo método en toda la zona euro, se situó en el 5,5 % interanual, un punto y medio más que en septiembre, y en el 1,7 % mensual.