1

Los vuelos para la temporada de invierno en España aumentarán un 1,9 %, con 672.000 vuelos programados desde octubre de 2021 a marzo de 2022, con lo que superarán el tráfico de antes de la pandemia, según la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que no espera una recuperación total de la industria hasta 2023 o 2024.

El presidente de ALA, Javier Gándara, ha señalado que la cifra de vuelos programados para este invierno en España está todavía un 5,2 % por debajo de la que hubo en invierno de 2018.

Ha indicado que, pese a la recuperación del número de vuelos, los aviones no van llenos y el factor de ocupación es en lo que va de año de un 68 %, frente al 85 % que hubo en el mismo periodo de 2019.

Además, ha explicado que el 1,9 % de incremento de vuelos es la media de todos los aeropuertos españoles, pero en realidad los que están tirando más son los de Canarias y Baleares, donde hay programados un 10 % más de vuelos que en el invierno de 2019, mientras que en el resto de aeropuertos hay menos vuelos que entonces.

De cara a la recuperación del tráfico, Gándara ha señalado que esperan que en 2022 se consolide «y en 2023, o a más tardar en 2024, se llegue a la recuperación».

También ha hecho balance de la temporada de verano, en la que ha destacado el comportamiento de la carga aérea, que en lo que va de 2021 ya supone el 93 % de la que se transportó en el periodo equivalente de 2019.

Además, en junio y septiembre se superaron niveles previos a la pandemia, con un 109 %, según Gándara, que ha indicado que la recuperación del tráfico de pasajeros va más lenta.
En la temporada de verano, los vuelos de pasajeros han representado solo el 58 % de los que hubo en la misma temporada de 2019 y ha añadido que si se coge el año 2021 hasta finalizar septiembre, han supuesto el 51 % de los operados en el mismo periodo de 2019.

Al ir los aviones con menos pasajeros que antes de la pandemia, el número de viajeros que han volado en verano han representado solo un 42 % del total que hubo en el mismo periodo de 2019, aunque Gándara considera que está habiendo una recuperación, como prueba que en agosto la cifra alcanzó ya un 61 % y en septiembre un 60 % respecto a los mismos meses de 2019.

Ha explicado que los vuelos domésticos, de vacaciones y por visitas a familiares son los causantes del aumento, pues los de negocios no se están recuperando tan rápido.
En agosto, el tráfico doméstico llegó al 92 % del que hubo en el mismo mes de 2019 y en septiembre al 82 % del mismo mes de 2019.

El turismo internacional está más por debajo, y en septiembre el tráfico intraeuropeo solo fue del 53 % que había en el mismo periodo de 2019 y el intercontinental un 40 %, aunque ALA espera que la suavización de requisitos para viajar en el Reino Unido y Estados Unidos lo mejoren.

Gándara ha mostrado su preocupación por la congestión del espacio aéreo en Europa, que se traduce en retrasos, cuando todavía no se está en los niveles de tráfico de 2019 y ha dicho que es especialmente preocupante de cara al verano de 2022, así como las colas en los controles de pasaportes, por lo cual ha reclamado más policía.