En el marco de la campaña Ni Mu contra el impacto ambiental de la ganadería industrial, activistas de Greenpeace se adentran en una macrogranja de Castillejar (Granada) para mostrar cómo viven los millones de animales que cada año son engordados y sacrificados. La ganadería industrial es perjudicial para el medioambiente, la salud de las personas y, evidentemente, para el bienestar animal. | Greenpeace

12

Greenpeace ha denunciado este jueves las condiciones en las que viven los cerdos en una de las macrogranjas más grande de España. Varios activistas se han colado en una de las naves para captar unas terribles imágenes.

Se trata de una macrogranja, cuya instalación está dividida en diez núcleos con varias naves. Allí se puede apreciar las pésimas condiciones en las que viven los cerdos. Hacinamientos extremos, animales obligados a parir sin parar, uso de fármacos para inducir al parto, lechones muertos en los pasillos, suciedad y ratas, son solo algunas de las cosas que denuncia Greenpeace tras visitar las instalaciones.

«Además, es la macrogranja de porcino con mayores emisiones de metano y amoniaco del país», según la organización. También denuncia el crecimiento desmesurado de este tipo de explotaciones colocando a España a la cabeza de la UE.