No se sabe cuándo pasaría, pero podría hacerlo «dentro de la evolución geológica» de las islas.

1

En plena erupción del volcán Cumbre Vieja, un equipo de investigación del Geociències Barcelona (CSIC) ha alertado de un riesgo real de tsunami en las Islas Canarias. El nuevo estudio, que adelanta La Vanguardia, estudia un proceso geológico en cascada que tuvo lugar en la isla de Tenerife hace alrededor de 170.000 años. El resultado final fue un tsunami que azotó a casi todo el archipiélago con olas de entre 130 a 160 metros.

En una revisión reciente, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) determinó que al menos cuatro episodios de tsunamis fueron desencadenados sísmicamente (1755, 1761, 1941 y 1969) en las islas Canarias en el pasado. La mayoría tuvieron su epicentro en la frontera Azores-Gibraltar. Según explica el vulcanólogo Joan Martí, director de Geociències Barcelona (CSIC), que ha capitaneado el proyecto, no hay duda: «La posibilidad de un tsunami en Canarias es real».

Los eventos geológicos en cascada son «sucesos que tienen un gran impacto, ocurrieron en el pasado geológico y siguen una secuencia en el tiempo que provoca que uno de estos fenómenos se desencadene sobre otro, éste sobre otro y así sucesivamente», ha explicado Joan Martí, director de Geociències Barcelona, al diario citado.

Aquella cascada de procesos geológicos podría suceder a día de hoy, comenta, porque las condiciones para ello se cumplen. No quiere decir que vaya a ser a corto plazo, pero forma parte del destino geológico de las islas: «Podría suceder dentro de la evolución geológica de Tenerife», en palabras del experto.

El artículo, publicado en la revista Geosciences, indica que en la mayoría de ocasiones, la población no ha sido consciente de estos fenómenos a pesar de que los de 1755 y 1761 fueron de una gran magnitud porque la población vivía principalmente en la zona interior de las islas. Ahora, la situación sería bien distinta porque la mayor parte de los habitantes residen en las zonas costeras.

Frente al riesgo real de un tsunami en Canarias, Joan Martí asegura que «una opción es dejar todo como está con el riesgo de que algún día pase algo y la gente lo pierda todo; la otra alternativa es aprobar un plan de recuperación y resiliencia, para que, si ocurre una catástrofe como esta, se disponga de recursos para que las personas que han sufrido pérdidas se recuperen».