El rey Juan Carlos, con muletas, en el Palacio Real de Madrid en 2012. | Efe

0

El presidente de la Asociación de Técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, advirtió ayer de que la regularización que realizó el rey Juan Carlos podría no ser válida si de la notificación que se le realizó por parte de la Fiscalía se deduce la comisión de posibles delitos fiscales.

Así se pronunció tras la información publicada este lunes en El País, según la cual, el teniente fiscal del Tribunal Supremo Juan Ignacio Campos, que investiga la fortuna del rey emérito en el extranjero, notificó formalmente al rey Juan Carlos la apertura de cada una de las tres investigaciones que ha emprendido la Fiscalía sobre su patrimonio.

Según esa información, las notificaciones se produjeron en junio, noviembre y diciembre de 2020 a través del abogado del anterior jefe del Estado, Javier Sánchez-Junco, y en cada uno de los escritos, de los que consta acuse de recibo, se le invitó a personarse en las diligencias, pero el rey emérito no lo hizo en ninguno de los tres casos.

El presidente de los Técnicos de Hacienda considera que sería necesario ver las notificaciones que se han producido y «en qué términos» se han hecho por que según la información son «genéricas» y no se explica que se hayan atribuido expresamente delitos fiscales sino que habla de hechos con posible «implicación penal» para el rey Juan Carlos.

No obstante y aunque en la notificación no se precisaran esos posibles delitos, Cruzado considera que «si de ella se puede deducir que los hechos que se están investigando pueden ser constitutivos, entre otros, de delitos fiscales o de índole tributaria», entonces «se podría entender que sí está notificada» la investigación.

Unidas Podemos destaca que don Juan Carlos «es un prófugo»

Unidas Podemos consideró que las informaciones sobre las notificaciones de la Fiscalía al rey Juan Carlos de que estaba siendo investigado revelan que es un «prófugo» y debe investigarse lo sucedido, dado que es «gravísimo». La coportavoz Isa Serra señaló que si se avisó tres veces al rey emérito de la investigación implica que su regularización fiscal «no fue legal».