Varios atrapados en sus vehículos tras fuertes lluvias en Vinaròs y Rosell. | Domenech Castelló

2

La depresión aislada en niveles altos (DANA) ha dejado durante las primeras horas de este miércoles alrededor de 9.000 rayos y lluvias intensas en puntos de la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Navarra, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Entre las incidencias más significativas está un rayo que ha quemado el tejado de una iglesia en Otones de Benjumea (Segovia), la caída de parte del tejado de la planta de la empresa Amazon en Illescas (Toledo), inundaciones en diferentes edificaciones y viviendas, caída de árboles y ramas en diferentes lugares. También ha provocado el corte de la N-400 a su paso Toledo en sentido salida de la ciudad y ha provocado un atasco kilométrico que ha imposibilitado el acceso desde la capital al barrio del Polígono.

Asimismo, se ha dañado aún más después del paso de Filomena el empedrado de las calles de Toledo y las balsas de agua formadas en diversas vías han provocado el corte de diferentes carreteras como en Tarragona y Navarra. La localidad de Alcanar (Tarragona), una de las que este miércoles ha sufrido las peores inundaciones, ha recibido una tromba de agua de 232,4 litros por metro cuadrado (m²) hasta las 14:00 horas, de los que 77,7 litros han caído en solo 30 minutos, con intensidades de hasta 4 litros por minuto. Las fuertes lluvias que se están registrado este miércoles en la localidad de Vinaròs (Castellón) Mantienen interrumpida la circulación de trenes entre Tarragona y Vinaròs y dos carreteras cortadas. Así, están cortadas al tráfico la N-23, desde el kilómetro 4,5 al 7,5, y la CV-101, desde el km 0 al 1,9, según ha informado el Centro de Coordinación de Emergencias.

En Madrid se ha interrumpido el servicio en el Metro y se ha cortado la circulación en algunos túneles, lo que ha provocado la intensificación de los habituales atascos en la capital española.

En Valencia, donde se ha iniciado la celebración de una tardías y atípicas Fallas 2021, están pendientes del cielo y las precipitaciones que se prevé lleguen a la Comunidad Valenciana este miércoles y el jueves.

En Castellón, el barranco del Triador de Vinaròs se ha desbordado a consecuencia de las fuertes lluvias de las últimas horas y ha atrapado a algunas personas en sus vehículos, según ha informado el alcalde, Guillem Alsina. Además, han desbordado el barranco del Triador y han obligado a los bomberos a rescatar a un total de 25 personas que habían quedado atrapadas por el agua, según el Consorcio Provincial de Bomberos.

Según el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, el paso de la borrasca continuará dejando un tiempo inestable y adverso este miércoles y mañana, jueves, cuando la situación empezará a remitir.

El portavoz ha explicado que la DANA, junto con la presencia de aire muy húmedo, además del calentamiento diurno de la superficie propio de estas fechas, son factores que favorecerán la formación de chubascos de carácter tormentoso, que estarán -en muchos casos- acompañados de fuertes rachas de viento y granizo en amplias zonas de la península.

Noticias relacionadas

Esas precipitaciones se darán especialmente en la zona centro e interior de la mitad norte peninsulares, extendiéndose la inestabilidad meteorológica también el jueves a las Islas Baleares.

Durante las seis primeras horas de este 1 de septiembre, la Aemet ha detectado en la península alrededor de 9.000 rayos y se han registrado lluvias intensas en la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Navarra.

Ha destacado en el alto de Los Leones (Comunidad de Madrid), los 72 litros por metro cuadrado caídos en una hora de lluvia torrencial o los 43 litros por metro cuadrado de lluvia muy fuerte en una hora en la localidad navarra de Larraga.

Este miércoles se registrarán cielos nubosos o cubiertos, con chubascos tormentosos localmente fuertes o muy fuertes en amplias zonas de la península, que estarán acompañados de granizo en muchos casos y rachas muy fuertes de viento.

Del Campo ha advertido de que en puntos de prácticamente todas las comunidades autónomas pueden caer entre 15 y 20 litros de agua por metro cuadrado en menos de una hora e incluso 30 litros por metro cuadrado o más en el interior de la Región de Murcia, interior de la Comunidad Valenciana, puntos de la Comunidad de Madrid, este y norte de Castilla-La Mancha, este de Castilla y León, amplias zonas de Aragón y Navarra, sin descartar en otros puntos.

Las zonas que serán «más tranquilas» hoy son el entorno del Golfo de Cádiz y el archipiélago balear.

Canarias quedará al margen de esta situación meteorológica, con vientos alisios y nubes, pero sin apenas precipitaciones en el norte de las islas de mayor relieve, en el sur estará despejado.

El jueves se producirán lluvias generalizadas en amplias zonas de la península, localmente fuertes, con granizo y fuertes rachas de viento asociados a las tormentas, viéndose especialmente afectadas la zona centro y mitad oriental peninsular.

Serán menos probables estos chubascos en Galicia, Extremadura y suroeste andaluz y probablemente en el resto de zonas de la península irán remitiendo a lo largo del día.
Las lluvias llegarán a partir de mediodía de este jueves a las Islas Baleares, donde podrían ser localmente fuertes o muy fuertes por la tarde.

Según Del Campo, el viernes y el sábado serán más tranquilos, aunque aún se producirán chubascos tormentosos el viernes en Baleares a primeras horas.

Tanto viernes como sábado a partir del mediodía, crecerán nubes de evolución que darán paso a chubascos acompañados de tormenta, algunos intensos, en puntos de los tercios norte y este peninsular, sin descartarlos en zonas montañosas del centro.

El domingo, la llegada de un frente al noroeste dejará lluvias en Galicia, Asturias y noroeste de Castilla y León, mientras en el resto de la península predominarán cielos poco nubosos, sin descartar por la tarde alguna tormenta en zonas de montaña y alrededores.
Las temperaturas subirán el viernes, sábado y domingo, y se superarán los 34 grados el domingo en el valle del Tajo, Guadalquivir y puntos del litoral cántabro y vasco.