3

Melilla ha registrado a primeras horas de este jueves la entrada de más de 200 personas migrantes de origen de subsahariano, entre ellos hay algunos heridos.

En estos momentos se desconoce si también hay lesionados entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), a la espera de los datos oficiales.

Provistos de garfios y a carrera, salvo algunas personas que iban caminando cojeando y ayudados por otros compatriotas, han recorrido sobre las 07:00 horas el techo que va desde la zona de Barrio Chino hasta el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).
Al grito de 'bossa, bossa' (victoria, victoria) y mostrando los garfios en las manos con los que se ayudan para escalar la doble valla de seis metros de altura cada una, estas personas han mostrado su satisfacción por haber accedido a suelo español, tras meses de espera en los bosques cercanos de Marruecos.

Este es el tercer salto numeroso que se registra en los últimos diez días, después de los producidos el pasado 12 de julio, con el acceso de 119 migrantes, y el 14 de julio, con una veintena, acciones en los que tanto la Delegación del Gobierno en Melilla como las asociaciones profesionales de la Guardia Civil y sindicatos de la Policía Nacional denunciaron la «violencia empleada» por los asaltantes, al hacer frente a los dispositivos policiales que intentan frenar sus entradas provistos de barras de hierro, palos, piedras y garfios, entre otros objetos. La Delegación informó entonces de siete guardias civiles heridos, cinco el 12 de julio y dos el 14.

El salto de la mañana de este jueves, que podría superar las 200 personas, se produce en plena celebración de la pascua grande islámica, el Aid el Kebir, que comenzó este miércoles 21 de julio y cuyos festejos suele durar tres días, fechas festivas que suelen elegir los migrantes pensando en una posible menor presencia policial, tanto en Marruecos como en Melilla.

La totalidad de los migrantes que han logrado acceder a suelo español pasarán la cuarentena, en las dependencias que se han habilitado para ello en el propio CETI, por si estuvieran afectados por la COVID-19.