Rozando la medianoche llegó un helicóptero del servicio de búsqueda y rescate (SAR) del Ejército del Aire al helipuerto del Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria, con tres de los ocupantes de la patera rescatada a 500 km al sur de las Islas Canarias por el buque mercante Cape Taweelah. | Efe

0

Una niña de 5 años de origen subsahariano ha fallecido esta noche cuando era evacuada en helicóptero por el Ejército del Aire a Canarias, junto con un varón y una mujer, de una patera en la que habían pasado 17 días perdidos en el Atlántico, han informado a Efe la Policía y el 112.

El helicóptero del servicio de búsqueda y rescate (SAR) que los recogió del mercante que los había socorrido, el Cape Taweelah, llegó al Hospital Universitario Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria sobre las 23.50 horas de este martes, según presenció Efe.

La niña y la mujer se encontraban en muy mal estado desde que fueron auxiliadas por el mercante y entraron en parada cardiorrespiratoria durante el vuelo, de unos 500 kilómetros.

Los enfermeros del SAR del Ejército trataron de reanimar a las dos, pero solo lo consiguieron con la mujer adulta.

La patera fue encontrada el martes por un mercante en ruta en un punto del Atlántico situado entre Nuadibú (Mauritania) y Dajla (Sáhara), dos de los lugares más frecuentes de salida de pateras y cayucos hacia las Islas Canarias, aunque por el momento se ignora si había partido de esa zona o se quedó a la deriva y fue arrastrada durante días hacia esa posición por la corriente y el viento.

Nada más recibir el aviso del Cape Taweelah, Salvamento Marítimo movilizó de urgencia desde el puerto de Arguineguín a la Guardamar Talía, que tenía previsto llegar a su posición sobre la medianoche, tras unas diez horas de navegación a velocidad de rescate.

Sin embargo, la operación se abortó cuando la Talía había recorrido unos 160 kilómetros porque el carguero comunicó que había conseguido izar a su cubierta a 35 personas con vida (seis niños, 16 mujeres y 13 varones adultos), pero también que a bordo de la barquilla quedaba el cadáver de un hombre.

Los marineros de este buque de las Islas Marshall tuvieron sus dudas sobre si acometer o no esa maniobra, porque había mala mar y cualquier movimiento en falso podía hacer que la patera se estrellase contra el casco del mercante, de 291 metros de eslora.

Al final, lo lograron. Sin embargo, acto seguido comunicaron a Salvamento que una niña necesitaba evacuación urgente, por lo que el Ejército del Aire envió a su encuentro a un helicóptero del SAR, desde la Base de Gando (Gran Canaria).

La aeronave aterrizó con ellos en el Hospital Doctor Negrín poco antes de medianoche. La pequeña ingresó cadáver, la mujer fue conducida a la unidad cuidados intensivos en estado crítico y al hombre lo trasladaron al otro hospital de la ciudad, el Insular.

Hasta confirmarse estas dos nuevas muertes, Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) cifraban el número de personas que han perdido la vida este primer semestre tratando de llegar a Canarias en pateras o cayucos entre 136 y 160, lo que supone un promedio cercano a un fallecido al día.