Imagen de la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich.

9

La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, ha asegurado hoy que en las relaciones entre países hay actos que tienen consecuencias, «y se tienen que asumir», en velada referencia a la decisión de España de prestar atención médica al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Estas declaraciones llegan después de que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, reiterara este martes que la llegada masiva de forma irregular de inmigrantes a Ceuta no tiene nada que ver con la decisión de España de permitir que se atienda en un hospital de Logroño a una de las cabezas visibles de la resistencia polisaria.

Ante la situación vivida en Ceuta, Exteriores ha convocado de urgencia este mismo martes a la embajadora de Marruecos.

Antes de acudir a la convocatoria realizada por la ministra de Asuntos Exteriores , Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, la embajadora de Marruecos ha insistido en que hay «actitudes que no se pueden aceptar». Ha añadido que las relaciones entre países vecinos y amigos se tiene que basar en «la confianza mutua, que se tiene que trabajar y nutrir».

Noticias relacionadas

Por último, ha calificado de «inusual» la rapidez con la que ha sido convocada por la ministra española de Exteriores y ha señalado que no descarta que su Gobierno la llame a consultas en las próximas horas.

Marruecos llama a consultas a su embajadora en Madrid

El gobierno marroquí llamó este martes a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, poco después de que esta fuera convocada a la sede del ministerio de Exteriores en España.

Fuentes diplomáticas marroquíes dijeron desconocer por el momento más detalles sobre esta llamada a consultas, que eleva la tensión entre Rabat y Madrid a niveles desconocidos en la última década