El líder del PSC en el Parlament de Cataluña, Salvador Illa. | Efe

1

El líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha insistido este martes en que quiere defender su candidatura a presidente de la Generalitat ante el pleno del Parlament para tratar de liderar un Govern progresista: «Me toca a mí articular esa mayoría de izquierdas».

«Un Govern de izquierdas sólo se puede articular reconociendo que el PSC es quien lidera» esta mayoría, ha proclamado en una entrevista en TVE recogida por Europa Press, en la que ha dicho que no ve por qué no se le permite presentarse a un debate de investidura.
Preguntado por la posibilidad de repetir las elecciones catalanas al no haber todavía un acuerdo para investir a un presidente del Govern, Illa ha dicho: «Arrepentirse de haber ganado las elecciones no es una cosa conveniente en democracia. Yo gané las elecciones».

Ronda de consultas

En otra entrevista en RNE, el dirigente socialista ha remarcado que pedirá ir a este debate cuando la presidenta del Parlament, Laura Borràs, abra una nueva ronda de consultas, que espera que sea «bien pronto».

Ha recordado que el candidato de ERC a la Presidencia y vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, se sometió a una investidura sin tener los apoyos necesarios, y ha insistido en que quiere tener la oportunidad de defender su propuesta ante el Parlament.

Sobre si los socialistas podrían apoyar un Govern de Aragonès para evitar repetir las elecciones, ha replicado: «No veo muy bien por qué habiendo ganado las elecciones tengo que apoyar al señor Aragonès y no me puede apoyar él a mí. Es un poco contradictorio».

Preguntado por si están dispuestos a gobernar con ERC, ha garantizado que el PSC no lo hará al menos hasta que no renuncie a tener un ejecutivo que persiga la independencia: «Mientras no abandone como objetivo de gobierno la independencia, no me veo capaz de gobernar con ellos».

Ante críticas de algunos sectores y partidos por el fin del estado de alarma ante la pandemia de coronavirus, el exministro de Sanidad ha afirmado: «Quienes más se quejan de que no hay estado de alarma son quienes más se quejaron cuando lo decretamos».