El diestro Enrique Ponce durante una corrida celebrada en la plaza de toros La Merced, en Huelva. | Efe

1

La comisión mixta de control parlamentario de RTVE del Congreso de los Diputados ha reclamado esta tarde a RTVE que vuelva a retransmitir corridas de toros, eventos y documentos taurinos, pero no ha coincidido a la hora de instar a la Corporación para que vuelva a la publicidad como método para su financiación.

Esas son las principales cuestiones que se han debatido esta tarde en esta comisión en el Senado en la que la vuelta de los toros a RTVE, defendida por el PP, ha sido la primera cuestión a tratar.

La proposición no de ley en la que se ha instado a RTVE a la reposición de «grandes faenas históricas y la realización de reportajes divulgativos que ofrezcan una visión de la tauromaquia desde el punto de vista socio medioambiental por parte de TVE» ha sido aprobada por 15 votos a favor, de PP y Vox, cuatro en contra y 16 abstenciones.

La propuesta ha sido avalada a por Vox, grupo que ha coincidido en que regresen a la Corporación estos festejos y otro tipo de «faenas históricas» y documentales divulgativos de la fiesta nacional. «La cultura se protege, se respeta y la tauromaquia es cultura arte y generadora de miles de empleos», ha afirmado el senador popular Andrés Lorite, un argumento aplaudido por Víctor Manuel Sánchez del Real, de Vox, pero no por el resto de grupos, como ERC o Unidas Podemos (UP).

Fernández Castañon, de UP, ha defendido que «esto es un negocio de unos pocos» y por eso ha instado a PP y Vox a «no inventar más maneras de pagar los favores a los empresarios amigos a través de los toros». «No hagan -ha proseguido- que lo paguemos todos con esos negocios decadentes y extintos (...) La tortura no es cultura». Los socialistas, tal y como ha sostenido Jesús Martin, se han abstenido porque están «en la cultura de no prohibir».

La vuelta «urgente» de la publicidad a la Corporación ha sido reclamada por Vox en una proposición de ley en la que Manuel Mariscal ha argumentado que era preciso «acabar con el trato de favor estatal a los dos grandes grupos mediáticos, que mantienen un duopolio que excluye a RTVE y compromete la supervivencia de la televisión y la radio de todos los españoles».

Los españoles, según Vox, «ya financian, vía impuestos, una buena parte del presupuesto de RTVE» y el canon a las empresas telefónicas «repercute en las tarifas que pagan los consumidores, que han subido exponencialmente en los últimos años», con lo que «no es admisible que sean las familias quienes paguen una factura que no les corresponde».

Mariscal ha incidido en una RTVE que «se vuelva a financiar con publicidad y no con el bolsillo de los españoles, que sea una televisión saneada económicamente y que vuelva la publicidad como defendió Rosa María Matero», según Manuel Mariscal de Vox.

Sin embargo, esta vuelta de la publicidad es «algo precipitada», para el popular Rodrigo Mediavilla, según ha argumentado sobre esta proposición, que ha sido rechazada por 30 votos en contra y tres a favor.

Los parlamentarios sí que han dado el visto bueno, a propuesta del PP, a reclamar a la Corporación a que impulse la producción interna en todas sus emisiones y programas y «abandone la senda de privatización iniciada en 2019 y 2020».