Un agente de la Guardia Civil recibe una dosis de la vacuna contra el coronavirus. | MORELL

1

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha sostenido este martes que el Gobierno procederá a la vacunación contra el Covid-19 a los policías y guardias civiles destinados en Catalunya si la Generalitat «no cumple» con lo dictado por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) dando un plazo de diez días para suministrar las dosis en la misma proporción que los Mossos d'Esquadra.

En la sesión de control al Gobierno en el Senado, Grande-Marlaska ha censurado al PP por «buscar la confrontación entre españoles» y ha defendido que llevan semanas con «gestiones precisas» para solventar la «disfunción» generada por la Consejería de Sanidad catalana, al frenar la vacunación de policías y guardias civiles.

El senador 'popular' Francisco Cañizares ha criticado la participación del ministro en los mítines del candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, y le ha afeado que no criticara abiertamente a sus «socios de Gobierno», en alusión a ERC, lo que le convierte en un «consentidor de una discriminación intolerable». «La única disfunción es usted», ha sostenido.

Grande-Marlaska se ha remitido a la coordinación entre los diferentes ministerios, entre ellos el de Sanidad, Política Territorial y Defensa, y ha señalado que la «obligación judicial» dictada por el TSJ de Catalunya es «la primera que debe cumplirse y, si no, deviene la responsabilidad que determine el Poder Judicial». «No usted ni yo», ha subrayado.
«Pero mi responsabilidad y la del Gobierno español es que, si no se cumple ese plazo, nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado van a estar vacunados», ha enfatizado.

El ministro y el senador del PP se han cruzado reproches por «hacer mitin». En concreto, Cañizares le ha afeado estar más preocupado en asistir a mítines del PSOE e insultar, según él, al adversario, que en prestar atención a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Grande-Marlaska la ha respondido que en el mitin de Ángel Gabilondo no dijo «nunca» que el PP fuera una organización criminal, sino que se refirió a personas concretas encartadas e investigadas en procesos judiciales. «Dije que estaba seguro que el PP se desmarcaba de esas actividad delictiva», ha añadido, invitando a los 'populares' para «aprovechar» y seguir «desmarcándose».